Cuáles son los niveles normales de glucosa y lípidos en sangre

Niveles normales de glucosa y lípidos en sangre

Valores altos de azúcar y grasas en sangre pueden determinar diabetes y colesterol. Los explicamos.

Un análisis de sangre incluye varios indicadores que serán solicitados por el médico en función de qué parámetros bioquímicos quiera valorar de cara a confirmar o descartar determinadas patologías.

Además del hemograma, es habitual incluir en las analíticas los niveles de glucosa y lípidos sanguíneos.

Nivel de glucosa o azúcar en sangre

Los niveles de glucosa en sangre o glucemia permiten detectar situaciones de hiperglucemia (nivel alto de azúcar en sangre) o hipoglucemia (nivel bajo) y diagnosticar una posible diabetes. Este dato se obtiene a partir de una muestra de sangre recogida en ayunas.

Ante un dato de hiperglucemia y para poder diagnosticar una diabetes, se realiza complementariamente una prueba de tolerancia oral a la glucosa. Consiste en la medición de la glucemia después de ingerir una cantidad elevada de glucosa. Después se efectúan nuevas extracciones de sangre cada 30 minutos, hasta un tiempo total de 3 horas. Normalmente, los valores de glucosa alcanzan su máximo al cabo de 1 hora, tras la que comienzan a descender.

Valores normales de la glucemia

Los resultados de glucemia fuera de la normalidad deben ser confirmados para ser considerados como síntoma de enfermedad, según la Fundación Española de Diabetes.

Valores Interpretación
≥ 126 mg/dl compatible con diabetes (1)
≥ 110 mg/dl y < 126mg/dl alteración de la tolerancia a la glucosa (con frecuencia, fase anterior a la diabetes)
> 70 mg/dl y
< 110 mg/dl
normal
< 70 mg/dl – ayuno prolongado;– exceso de medicación para la diabetes;

– problemas en la absorción de nutrientes por parte del intestino (enfermedad celiaca, por ejemplo);

– tumor que segrega insulina (insulinoma); o cirrosis hepática

< 60 mg/dl probable aparición de síntomas de hipoglucemia (sudores, temblores, mareos), pudiendo ser necesario administrar azúcar por vía oral o incluso glucosa por vía intravenosa
< 40 mg/dl riesgo de coma, el enfermo debe recibir glucosa urgentemente

Nivel de lípidos o grasas en sangre

Los niveles de lípidos o grasas en sangre también se determinan a partir del análisis de sangre. Con él se evalúan los niveles de:

  • Colesterol total.
  • Colesterol HDL (high density lipoprotein) o lipoproteínas de alta densidad, conocido como “colesterol bueno”.
  • Colesterol LDL (low density lipoprotein) o lipoproteínas de baja densidad, o “colesterol malo”.
  • Triglicéridos.

El colesterol es insoluble en agua, por lo que necesita ir unido a proteínas para ir por la sangre, formando pequeñas partículas llamadas lipoproteínas. La lipoproteína HDL transporta el colesterol hacia el hígado, donde es metabolizado, mientras que la LDL transporta colesterol hacia los tejidos y facilita la acumulación de colesterol en las arterias, contribuyendo así a la aparición de aterosclerosis (acumulación de grasas).

Como norma general puede decirse que cuanto más elevada sea la proporción de HDL en relación con colesterol total, menor será el riesgo de enfermedad vascular.

Por otro lado, los triglicéridos son el principal tipo de grasa presente en los alimentos. Son transformados en ácidos grasos y, una vez en la sangre, son transportados por otro tipo de lipoproteínas, los quilomicrones. Estas liberan los triglicéridos a medida que pasan por el tejido adiposo y por los músculos. El resto de triglicéridos son metabolizados en el hígado.

¿Cuándo se considera colesterol alto?

Se habla de hiperlipidemia o colesterol alto cuando existe un aumento de los niveles de lípidos en sangre por encima de lo normal.

El nivel ideal de colesterol en sangre para una persona sana debe estar por debajo de 200 mg/dl, de acuerdo con la Sociedad Española de Cardiología.

En cualquier caso, las cifras deben valorarse en función de los antecedentes, la edad, la proporción de colesterol LDL frente al colesterol HDL y de la existencia de otros factores de riesgo vascular como hipertensión arterial, diabetes o tabaquismo.

Asimismo, un nivel normal de triglicéridos en sangre debe situarse por debajo de 200 mg/dl, considerándose que los niveles son altos cuando sobrepasan los 400 mg/dl. Unos valores elevados de triglicéridos se pueden relacionar con la aparición de pancreatitis.

Como se ve, un simple análisis de sangre puede aportarnos información detallada sobre nuestra salud y detectar posibles anomalías.

Seguir una alimentación equilibrada, llevar una vida activa y seguir un programa de prevención continuado con analíticas periódicas puede ayudarnos a mantenernos sanos y fuertes por muchos años.

En Nueva Mutua Sanitaria tenemos un equipo de profesionales sanitarios que te ayudará a resolver cualquier duda médica.

Fuentes:

  • Sociedad Española de Cardiología
  • Federación Española de Diabetes
  • Actualización en Medicina Familiar
0 0 vote
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments