Alimentos ecológicos, ¿son más sanos?

Alimentos ecológicos, ¿son más sanos?

Los productos ‘eco’ son más sostenibles y naturales y, pero, ¿son más saludables que los convencionales? Los analizamos.

En los últimos años la producción y venta de alimentos ecológicos está viviendo un importante aumento. Una de las razones es la creencia de que los alimentos ecológicos son más saludables que los convencionales.

Un alimento ecológico u orgánico es aquel que se ha obtenido (o sus ingredientes) mediante métodos agrícolas y ganaderos respetuosos con el medio ambiente.

Se trata de un sistema de producción que promueve y mejora la salud del ecosistema agrario, incluyendo la biodiversidad, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Certificado ecológico

Todos los productos ecológicos deben presentar la certificación de alimento ecológico, a partir del cumplimiento de ciertos criterios.

La Comisión Europea dispone de su propia legislación para certificar los alimentos ecológicos. Según esta normativa, el logotipo orgánico solo se puede usar en productos que han cumplido unos requisitos especiales de producción, procesamiento, transporte y almacenamiento.

Hablamos de productos que contienen al menos un 95% de ingredientes orgánicos y, además, respetan condiciones más estrictas de lo normal para el 5% restante. El mismo ingrediente no puede estar presente en forma orgánica y no orgánica.

Composición de los alimentos ecológicos

Un estudio de la Universidad de Barcelona concluye que los alimentos ecológicos pueden contribuir a mantener un estado de salud óptimo y disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas debido al mayor contenido de compuestos bioactivos y al menor contenido de sustancias nocivas (como cadmio, fertilizantes y plaguicidas sintéticos).

Las frutas y verduras producidas en condiciones ecológicas presentan menores concentraciones de nitratos y mayores concentraciones de materia seca, minerales (hierro, magnesio, fósforo y zinc), vitamina C y otros compuestos bioactivos como carotenoides y tocoferoles.

Asimismo, la versión ecológica de los cereales presenta menores niveles de aminoácidos y proteínas, lo que se relaciona con una menor disponibilidad de nitrógeno.

En cuanto a la producción animal, las principales diferencias vienen determinadas por su alimentación. Para la leche, la producción ecológica requiere de la disponibilidad de pastos (ricos en grasa omega-3), mientras que la producción convencional determina una alimentación a partir de soja, semillas y cereales, con menor contenido en omega-3.

Efectos de los alimentos ‘eco’ sobre la salud humana

El consumo ecológico es un fenómeno complejo que se relaciona con estilos de vida y hábitos más saludables en general. De este modo, valorar el impacto del consumo de alimentos ecológicos sobre la salud de manera aislada es complicado.

Algunos estudios señalan mejores perfiles nutricionales en los alimentos ecológicos, pero las diferencias son mínimas y pueden no tener ninguna relevancia práctica en poblaciones bien nutridas.

De este modo, la evidencia disponible es limitada y en cualquier caso insuficiente para concluir si los alimentos ecológicos son “más sanos”.

Lo que sí parece evidente es que la agricultura ecológica proporciona una fuente de alimentos con menos residuos de pesticidas, lo que produce un resultado positivo sobre el medio ambiente.

Tanto si compras alimentos ecológicos como si no, intenta seguir una alimentación equilibrada, priorizando el consumo de vegetales y cereales integrales, y reduciendo la ingesta de carnes rojas y procesadas para prevenir enfermedades crónicas y mantenerte más sano.

En breve Nueva Mutua Sanitaria contará con un equipo de nutricionistas que te ayudarán a comer mejor y más sano.

Fuentes:

0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments