Fertilidad: qué es y qué tratamientos existen

Fertilidad: qué es y qué tratamientos existen

Quedarse embarazada de forma natural no siempre es posible. La reproducción asistida puede ser una solución.

Ser madres y padres es el deseo de muchas personas, aunque este no siempre puede hacerse realidad de forma natural. Para lograrlo, podemos recurrir a la reproducción asistida.

Este tratamiento consta de una serie de técnicas y tratamientos médicos que dan respuesta a los problemas de fertilidad, tanto femeninos como masculinos (un 30% de la infertilidad es por causa femenina; otro 30%, por causa masculina; un 25%, por causa mixta y, un 15%, de origen desconocido), según recoge la Sociedad Española de Fertilidad.

La infertilidad y sus causas

La fertilidad es la capacidad de reproducirse y tener hijos. Una situación que, en muchos casos, no puede producirse de forma natural.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que existen problemas de fertilidad cuando una pareja es incapaz de lograr un embarazo evolutivo después de 12 meses de relaciones sexuales no protegidas. Esta situación puede deberse a distintos motivos:

Edad. A partir de los 35 años, el potencial reproductivo disminuye y, pasados los 40, la posibilidad de embarazo por mes es menor al 10%.

Irregularidades en la regla. Un ciclo menstrual demasiado largo, demasiado corto, irregular o ausente puede significar que no hay ovulación y, por lo tanto, ser una causa de infertilidad.

Calidad del semen. El 40% de casos de infertilidad son atribuibles a la mala calidad del esperma. La edad, el tabaco y el alcohol, la contaminación y el estrés afectan negativamente.

Capacidad para tener relaciones sexuales. Deben mantenerse de manera frecuente durante el periodo fértil, es decir, unos 14 o 15 días después del primer día de menstruación.

Obesidad. Tener un índice de masa corporal alto (IMC) puede afectar a la fertilidad, ya que inhibe la ovulación normal. Además, aumenta el riesgo de complicaciones en el embarazo.

Tratamientos de reproducción asistida

Los factores descritos condicionan un embarazo natural y pueden llevarnos a recurrir a un tratamiento de reproducción asistida para ser padres. Estos son los tratamientos disponibles:

1. Inseminación artificial (IA). Técnica sencilla en la que se introducen espermatozoides (de la pareja o de un donante) en el útero femenino para lograr la fecundación. Es un procedimiento indoloro, poco invasivo y de bajo coste. La muestra de semen es tratada previamente en el laboratorio y se estimula el ovario para controlar el crecimiento y maduración de los óvulos.

2. Fecundación in vitro (FIV). Técnica más compleja que combina medicación hormonal y tecnología y cuyo precio es más elevado. Consiste en unir un óvulo y un espermatozoide en el laboratorio para crear un embrión, que después se transfiere al útero.

Existen distintos tipos de FIV:

  • Con óvulos propios y semen de la pareja. Se juntan los espermatozoides de la pareja con los óvulos en el laboratorio para crear los embriones y colocarlos en el útero.
  • Con óvulos propios y semen de donante. Se fecundan los óvulos de la mujer con los espermatozoides de un donante anónimo. Luego, los embriones se transfieren al útero.
  • Ovodonación. Una donante anónima cede sus ovocitos a la paciente. El óvulo donado es fecundado con el semen de la pareja para formar los embriones.
  • Con óvulos y semen de donante. Se usan los óvulos de una donante y el espermatozoide de un banco de semen para llevar a cabo la FIV. El embrión se transfiere al útero de la mujer, que se ha sometido a un tratamiento hormonal.
  • Gestación subrogada. Aunque en España la ley no la permite, esta técnica de reproducción asistida consiste en que una mujer accede voluntariamente a gestar el hijo de una pareja o una persona sola.

Cada día hay más personas que recurren a tratamientos de reproducción asistida para ver cumplido su deseo de tener hijos. Si es tu caso, puedes acudir a una clínica de fertilidad, donde un equipo multidisciplinar te informará sobre todas las opciones que tienes a tu disposición.

La inseminación artificial y la fecundación in vitro se encuentran entre las prestaciones exclusivas sin franquicia que incluyen las pólizas de Nueva Mutua Sanitaria.

Fuentes:

    • Sociedad Española de Fertilidad (SEF)
    • Revista médica Reproducción Asistida
    • Organización Mundial de la Salud
5 1 vote
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments