Estas pequeñas inflamaciones en los esfínteres producen gran malestar. Por suerte, existen remedios para tratarlas y prevenirlas.

Tratamientos sencillos para aliviar las hemorroides

Estas pequeñas inflamaciones producen gran malestar. Por suerte, existen remedios para tratarlas y prevenirlas.

Casi siempre dolorosas y molestas, las hemorroides pueden convertirse en un auténtico quebradero de cabeza para quienes las sufren. Se trata de venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto, que pueden ser internas o externas.

Las hemorroides, conocidas popularmente como almorranas, son un trastorno que puede afectar al 60% de la población a lo largo de su vida. Las personas obesas, las embarazadas y los ancianos pueden tener un mayor riesgo de sufrirlas.

Síntomas de las hemorroides

Según la Sociedad Española de Medicina Interna, los principales síntomas de las hemorroides son:

    • Dolor alrededor del ano
    • Escozor o irritación en la zona
    • Hinchazón
    • Aparición de sangre roja brillante en las deposiciones

Causas de las hemorroides

El aumento de la presión en la parte inferior del recto puede provocar almorranas, que se forman debido a una o varias causas:

    • Esfuerzo al evacuar
    • Permanecer sentado en el inodoro durante bastante rato
    • Padecer diarrea crónica o estreñimiento
    • Llevar una dieta baja en fibra
    • Levantar objetos pesados con frecuencia

Consecuencias de las hemorroides

Las hemorroides pueden tratarse de forma sencilla y no suelen presentar complicaciones. Sin embargo, en algunos casos, pueden originar algunos problemas.

    • Anemia secundaria. Si se prolongan en el tiempo y se produce una pérdida de sangre crónica, podrían dar lugar a una anemia.
    • Dolor intenso. Una hemorroide estrangulada (la sangre no llega a la almorrana interna) puede causar un dolor extremo que haga necesario un drenaje.
    • Infecciones y fisuras.

Tratamientos para aliviar las hemorroides

Mantener las deposiciones blandas es la mejor manera de prevenir las incómodas hemorroides. Tanto si quieres evitar su aparición como aliviar los síntomas de forma sencilla, haz caso de estos consejos.

1. Más fibra a tu dieta. La Federación Española del Aparato Digestivo recomienda consumir 30 gr de fibra al día. Ingiere más verduras, frutos secos y cereales y tu tránsito intestinal mejorará.

2. Comer frutos rojos. Ciruelas, uvas, fresas, moras y arándanos contienen flavonoides, sustancias que protegen las paredes de los vasos sanguíneos, evitando la aparición de hemorroides.

3. Beber más líquido. Tomar al menos 1,5 litros de agua al día mejorará el desplazamiento del bolo fecal y evitará la presión en la zona anal al eliminarlo.

4. Evitar el alcohol, el azúcar blanco y las especias, ya que irritan la mucosa del recto y pueden empeorar las hemorroides.

5. No hacer esfuerzos. No hagas fuerza mientras evacúas ni contengas la respiración. Tampoco aguantes las ganas de ir al baño ya que las heces se secan, lo que dificulta más su evacuación.

6. Moverse. Cuanto más ejercicio hagas, mejor. Así, evitas el sobrepeso, previenes el estreñimiento y reduces la presión en las venas. Los ejercicios de suelo pélvico también son muy útiles.

La fitoterapia, una opción natural y efectiva

Los remedios naturales pueden ayudar a reducir las molestias de las almorranas de forma sencilla y práctica. Estos son algunos de los más habituales:

Baños de asiento. Siéntate en un balde lleno de en agua tibia 15 minutos dos veces al día. Puedes añadir una decocción de frutos de ciprés y corteza de roble, que detienen el sangrado.

Compresas a base de hierbas. El hamamelis, el diente de león y el meliloto ayudan a tonificar las venas. Aplícate una compresa empapada en una infusión fría con estas hierbas.

Infusiones. Beber una tisana a base de ginkgo, hamamelis, raíz de rusco y anís estrellado ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Pomadas naturales. La camomila, la centella asiática y la peonía son tres plantas con las que se pueden elaborar pomadas para aliviar el dolor hemorroidal.

Seguir estos hábitos y recurrir a soluciones naturales puede prevenir y mejorar las hemorroides. Si en una semana no notamos un alivio, aumenta el sangrado o se intensifica el dolor, debemos consultar a un médico, quien nos indicará qué pautas seguir para tratarlas.

En Nueva Mutua Sanitaria, contamos con los mejores digestivos y cirujanos, que pueden ayudarte a mejorar tu problema.

Fuentes:

    • Sociedad Española de Medicina Interna
    • Federación Española del Aparato Digestivo (FEAD)
    • Mayo Clinic
0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments