Cómo calcular el índice de masa corporal

Cómo calcular el índice de masa corporal

El IMC es un indicador valioso para evaluar el exceso de peso y el riesgo cardiovascular.

El índice de masa corporal (IMC) es un indicador fácil de calcular y útil para saber si tenemos un peso saludable. Además, puede ser una guía para conocer el riesgo cardiovascular y el riesgo de mortalidad de una persona.

Índice de masa corporal: cómo se calcula

El IMC se calcula dividiendo el peso corporal (en kilogramos) entre la altura al cuadrado (en metros).

IMC= Peso/ Altura2

Esto nos da una visión del peso corporal en función de la altura.

Índice de masa corporal ideal

El IMC idóneo es el que sitúa nuestro peso dentro de la normalidad. Este es el rango de peso que se relaciona con un mejor estado de salud. En este caso, está entre 18,5 y 24,9 kg/m2 para personas adultas.

Clasificación del IMC

De acuerdo con la Sociedad Española de Obesidad, la clasificación del IMC para hombres y mujeres es:

  • Inferior a 18,5. Bajo peso.
  • Entre 18,5 y 24,9. Es el IMC deseable.
  • Entre 25 y 26,9. Sobrepeso grado I.
  • Entre 27 y 29,9. Sobrepeso grado II (preobesidad).
  • De 30,0 a 34,9. Obesidad tipo I.
  • Entre 35 y 39,9. Obesidad tipo II.
  • De 40 a 49,9. Obesidad tipo III (obesidad mórbida).
  • IMC igual o superior a 50. Obesidad tipo IV (obesidad extrema).

IMC en niños

El IMC para menores se calcula de igual modo que para hombres y mujeres adultos. La diferencia estriba en la clasificación. Para ello existen unas gráficas que señalan los valores de IMC normales (esto sería el percentil 50) y conforme se alejan de este valor, se acercan al sobrepeso y obesidad (por encima del percentil 50) o al bajo peso (por debajo del percentil 50). De este modo, la clasificación para una determinada edad quedaría:

  • IMC por debajo del percentil Bajo peso.
  • IMC entre el percentil 5 hasta el 85. Normopeso.
  • IMC entre el percentil 85 y el 95. Sobrepeso.
  • IMC por encima del percentil 95. Obesidad.

IMC y mortalidad

En los últimos tiempos se han venido planteando dudas sobre la utilidad del IMC como indicador para valorar el peso corporal en función del riesgo de enfermedad. Sin embargo, este indicador sigue mostrándose como una herramienta práctica para determinar el riesgo cardiovascular y el riesgo de mortalidad, tal y como señalan estudios con una amplia muestra de población.

En este sentido, la obesidad mórbida (IMC por encima de 40) incrementa el riesgo de mortalidad. Más aún, un IMC por encima de 25 aumenta el riesgo de mortalidad por todas las causas y de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, diabetes, enfermedades respiratorias y cáncer.

IMC y enfermedad cardiovascular

El mejor predictor para valorar la relación entre el peso corporal y el riesgo cardiovascular es el índice de masa corporal. Este hecho se ha podido observar en diversas investigaciones, entre ellas un estudio publicado en la revista Obesity.

Los individuos obesos (definidos por presentar un IMC superior a 30 kg/m2) presentan un mayor volumen de sangre circulante, con una carga extra para el corazón. De este modo, la hipertrofia y ensanchamiento cardiaco predispone a las personas obesas al infarto.

El IMC puede ser clínicamente más útil que las mediciones muy precisas del contenido de grasa corporal y mucho más fácil de medir.

IMC y la paradoja de la obesidad

Desde hace años se vienen observando que en algunas personas el sobrepeso suponía un factor aparentemente protector frente a la enfermedad cardiovascular y otras patologías. Es lo que se conoce como “paradoja de la obesidad”.

Es el ejemplo de un estudio publicado en la revista JAMA, que incluía una muestra de casi 3 millones de personas. Los individuos con sobrepeso mostraron una disminución del 6% en el riesgo de mortalidad, en comparación con personas con un IMC normal (18-25 kg/m²).

Sin embargo, el caso está envuelto en controversia y los resultados han sido cuestionados y atribuidos a sesgos y errores del estudio relacionados con selección de los participantes.

Sea como sea, mantener un peso saludable (y un IMC dentro de la normalidad) nos ayudará a prevenir enfermedades y a estar más fuertes durante más años.

En Nueva Mutua Sanitaria disponemos de Endocrinólogos que te ayudarán a analizar el motivo de un IMC poco adecuado.

Fuentes

Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad. IMC.

Wade KH et al. BMI and Mortality in UK Biobank: Revised Estimates Using Mendelian Randomization. Obesity 2018; 26(11): 10796-1.806. Doi: 10.1002/oby.22313.

Aune D et al. BMI and all cause mortality: systematic review and non-linear dose-response meta-analysis of 230 cohort studies with 3.74 million deaths among 30.3 million participants. BMJ 2016; 353: i2156. Doi: 10.1136/bmj.i2156.

Flegal KM et al. Association of All-Cause Mortality With Overweight and Obesity Using Standard Body Mass Index Categories: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA 2013; 309(1): 71-82. doi:10.1001/jama.2012.113905.

0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments