¿Qué importancia tienen los primeros 1.000 días de vida?

¿Qué importancia tienen los primeros 1.000 días de vida?

Es la etapa de mayor plasticidad y la más efectiva para intervenir de forma positiva en la salud a largo plazo

Los primeros días de vida son clave para la salud física, emocional y mental de una persona.

Desde la perspectiva de la neurociencia, es la etapa de mayor plasticidad y desarrollo cerebral, lo que puede tener consecuencias posteriores en el crecimiento del ser humano.

Asimismo, desde la concepción hasta el primer año de vida es el período de formación de las memorias implícitas y el sistema límbico, vital para afrontar el estrés y regular las emociones.

Los primeros 1.000 días de vida son también el momento más efectivo para detectar y tratar posibles trastornos, y para la optimización del desarrollo cerebral.

Con el fin de promocionar la atención integral e interdisciplinar en los primeros días de vida, entre otros objetivos, nace Fundevas. Esta ONG pretende acompañar a las familias, investigar, formar a profesionales y promover políticas públicas que garanticen la fundación y desarrollo del vínculo de los bebés y el apoyo a su salud.

¿Por qué es necesaria una actuación en los 1.000 primeros días?

  1. Mayor desarrollo cerebral. Se crean entre 10.000 y 15.000 conexiones, y la mayoría quedan establecidas antes del nacimiento (en 24 meses, 20 millones de conexiones por segundo).
  2. Plasticidad cerebral máxima. Es decir, es más fácil y menos costoso formar circuitos cerebrales fuertes durante los primeros años que intervenir o “arreglarlos” más tarde.
  3. Mayor desarrollo de la memoria implícita. Se aprende la información que hay que recordar de forma inconsciente y que va ligada a hábitos y destrezas perceptivas y motoras.
  4. Se configura el sistema de creencias y el sistema límbico, que intervendrán sobre el comportamiento y la respuesta emocional, así como en la manera de gestionar el estrés.

De esta manera, según Fundevas, actuar en esta fase temprana puede reportar mayores beneficios y ahorro en términos de salud pública.

En este sentido, la Universidad Abierta del Reino Unido ha demostrado que los resultados económicos, académicos y de salud de los adultos están influidos por esta etapa.

Acompañar desde el inicio

El 20% de las gestantes tienen algún síntoma depresivo mental durante esta etapa y el 10% de los bebés son prematuros.

No obstante, el sistema de salud sólo mide variables físicas en el embarazo sin potenciar las bases de un mejor desarrollo del bebé y del vínculo.

Uno de sus proyectos emblemáticos es la creación de un laboratorio de neurociencia cognitiva para recién nacidos.

Y es que, en términos económicos, la inversión en la primera infancia supone un retorno del 13% y un ahorro en términos de salud pública e impacto social. Por ello, apostar por esta etapa significa rentabilidad en la educación, productividad y salud a largo plazo.

Como decía Frederick Douglas: “Es más fácil criar niños fuertes que reparar hombres rotos’”. 

Fuentes:

1.000 días para cuidar toda una vida. Clara Barrio. Efe Salud. 8 marzo 2022. https://efesalud.com/1000-dias-para-cuidar-toda-una-vida/

El cerebro en desarrollo. John Oates, Annette Karmiloff-Smith, Mark H. Johnson. The Open University, 2012. http://www.codajic.org/sites/default/files/sites/www.codajic.org/files/El-cerebro-en-desarrollo.pdf

Fundevas. Desarrollo del vínculo y la salud. https://fundevas.com/

5 1 vote
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments