Estas son las claves de la felicidad, según la ciencia

Estas son las claves de la felicidad, según la ciencia

Seguir unos hábitos sanos, rodearse de los que queremos o meditar nos ayuda a sentirnos mejor. Mira qué dicen los expertos.

«El propósito de nuestras vidas es ser felices». Esta frase del Dalai Lama puede resumir el deseo de cualquiera de nosotros: encontrar la felicidad. Un objetivo que engloba muchos aspectos, aunque, al final, pretende lograr el bienestar general.

La felicidad es un concepto difícil de cuantificar y medir, ya que la ciencia basa sus conclusiones en datos y teorías. Sin embargo, algunas encuestas han revelado que, por ejemplo, produce mayor satisfacción dormir más cada día que comprarse un coche o que el bienestar depende de la genética, aunque, en este caso, podemos manipularla ampliamente.

El gran interés que suscita esta cuestión llevó a las Naciones Unidas a publicar, en el 2012, el Informe de Felicidad Mundial, un informe anual que revela cuál es el país más feliz del mundo (Finlandia lleva cuatro años seguidos ostentando ese título).

10 claves para ser un poco más feliz

La felicidad no es algo imposible de conseguir. Poniendo de nuestra parte (con actividades, hábitos y actitudes), podemos sentirnos mejor. Practica lo que dicen los científicos:

1. Viajar más (si se puede). Descubrir lugares nuevos y escuchar música son actividades que disminuyen la ansiedad, hacen que perdamos la noción del tiempo y nos ayudan a sentirnos más vivos.

2. Disfrutar de los nuestros. Pasar tiempo con familia y amigos mejora el ánimo. No haber disfrutado lo suficiente de ellos es uno de los arrepentimientos de muchas personas.

3. El dinero no da la felicidad. Según la Universidad de Harvard, un aumento en los ingresos puede subir el ánimo (pero sólo hasta los 62.000€/año). Con menos dinero, tenemos más estrés, pero una vez resuelta la preocupación financiera, las emociones positivas se estabilizan.

4. No abusar del alcohol. El mismo estudio apunta que, después de los 50 años, el exceso de alcohol puede perjudicar gravemente la salud física y emocional, así como la longevidad.

5. Ser agradecido. Dar las gracias en persona o por escrito a alguien que nos ha ayudado es altamente positivo y puede aumentar la felicidad hasta un 25%, según varias investigaciones.

6. Vivir cerca del trabajo. Tener lejos la oficina supone un tiempo que puede menoscabar el bienestar físico y psicológico. Se aconseja que el viaje al trabajo no dure más de 20 minutos.

7. Aquí y ahora. Aprender a vivir en el presente evita que creemos falsas expectativas y hace que nos sintamos mejor. Técnicas como el mindfulness ayudan a trabajar la conciencia plena.

8. Mantenerse activo. El ejercicio ayuda a liberar endorfinas (las llamadas ‘hormonas de la felicidad’), reducir el estrés y promover un sueño de calidad.

9. Meditar. La meditación ayuda a relajar la mente, combatir el estrés y tener pensamientos positivos. Además, contribuye a afrontar mejor los obstáculos y a superar las crisis (resiliencia).

10. Aceptar las emociones negativas. Todos tenemos derecho a cometer fallos y a estar tristes. Lo importante es admitirlo, perdonarse, no estancarse y seguir hacia adelante.

Como ves, practicar más a menudo aquello que nos aporta bienestar (como ver a un amigo o hacer deporte) siempre nos levantará el ánimo. Valorar las pequeñas cosas del día a día nos ayudará también a lograr la felicidad y a estar más satisfechos con nuestra vida.

Deja de buscar la felicidad, y… ¡vívela!

En Nueva Mutua Sanitaria contamos con los mejores psicólogos y psiquiatras, que pueden ayudarte a conocer y controlar tus emociones.

Fuentes:

    • Informe mundial sobre la felicidad. Naciones Unidas
    • Universidad de Harvard
0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
2 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Emilio Ginés

Me parece muy oportuno en los momentos difíciles que la pandemia impone. Toda ayuda es bienvenida. Muchas Gracisd

Nueva Mutua Sanitaria

Gracias a ti, Emilio. Encantados de ofrecer orientación para una vida más saludable, tanto desde el punto de vista físico como mental.