¿Qué hacer cuando te da un ataque de tos?

¿Qué hacer cuando te da un ataque de tos?

La miel, las gárgaras o el café pueden ayudar a calmar la tos persistente. Descubre otras maneras de calmarla.      

La tos es una herramienta de defensa frente a las agresiones externas o ante una afección interna que impide una correcta ventilación. No obstante, este mecanismo de autodefensa puede convertirse en una molestia si se produce de forma continuada y afecta nuestro día a día.

Una tos crónica o aquella que se alarga en el tiempo puede reducir la calidad de vida, alterar el sueño e, incluso, causar trastornos, como estrés y ansiedad. A nivel físico, el sobresfuerzo continuado puede provocar esguinces intercostales, pérdida de orina, cefalea y sudoración.

Cuántos tipos de tos hay 

Según sus características, la tos puede ser seca o blanda. La primera es irritante y no presenta expectoración, mientras que la tos blanda incluye mucosidad. Dependiendo del motivo que la provoca, la tos puede clasificarse en estos grupos:

Aguda. Suele estar causada por un resfriado, una gripe, una patología infecciosa (como una neumonía) o una de tipo irritativo (como una alergia). 

Crónica. El tabaco o afecciones respiratorias (asma, EPOC o efisema) suelen ser el origen. También puede tener una causa infecciosa, inflamatoria o alérgica. 

Irritativa por reflujo. Es una tos crónica cuyo origen no es respiratorio. Para su diagnóstico se llevan a cabo pruebas específicas y suele tratarse con antiácidos. 

Idiopática. Hace referencia a la tos de origen desconocido. En estos casos, se lleva a cabo un tratamiento sintomático y se realiza un control evolutivo.

Según su duración, la tos puede ser:

  • Tos agua. Suele tener una causa infecciosa o irritativa y no dura más de tres semanas.
  • Tos subaguda. Es aquella que se alarga entre tres y ocho semanas.
  • Tos crónica. Si supera las ocho semanas se considera tos crónica y deberá analizarse para descartar otras patologías.

Ataque de tos: qué es y cómo combatirlo

Son episodios en que la tos se intensifica y parece imposible pararla. Los ataques de tos pueden ser repentinos o causados por el empeoramiento de un cuadro crónico. Pueden tener lugar a cualquier hora del día, aunque suelen incrementarse durante la noche.

Para tratarlos, se tiene en cuenta su origen y los síntomas que provocan la tos. Si es seca, el médico suele recetar un antitusígeno (normalmente codeína, no aconsejada para menores de 12 años).

Si es aguda con mucosidad transparente, un mucolítico resulta muy efectivo, mientras que si es amarilla o verdosa, suele precisar antibiótico.

6 remedios caseros para calmar la tos

Además, existen soluciones naturales muy efectivas para aliviar el malestar provocado por un ataque de tos. Toma nota de estas seis:

  1. Miel. Gracias a su acción suavizante y antiinflamatoria, la miel disminuye los síntomas de la tos. Puedes tomarla sola o hacer gárgaras de miel con limón y agua caliente.
  1. Duchas con vapor. Tomar una ducha caliente o inhalar vapor de un recipiente con agua caliente favorece la expectoración y puede calmar la tos.
  1. Tomillo. Tanto inhalado como en infusión, es muy efectivo contra la tos seca. Si añades jengibre (con propiedades antibacterianas y expectorantes) potenciarás su efecto.
  1. Cebolla. Cortada por la mitad o rallada, resulta muy efectiva para aliviar la tos seca mientras duermes.
  1. Incorporado. La postura también influye en la tos: evita estar totalmente estirado y coloca uno o dos cojines sobre la almohada para descansar en una posición ligeramente incorporada.
  1. Agua. Bebe mucha agua y líquidos para mantener la garganta hidratada. Evita las bebidas frías y opta por infusiones de salvia y llantén menor, muy efectivas para desinflamarla.
  1. Gárgaras con agua y sal. Muy efectivas contra el dolor de garganta y la tos húmeda. Reduce las flemas y la mucosidad y disminuye la tos. Añade media cucharadita de sal a una taza de agua caliente, remueve y, cuando se enfríe, hazte gárgaras. Repite varias veces al día.
  1. Café. La cafeína es un broncodilatador que puede aliviar la tos. La Universidad de Londres encontró que la cafeína mejora el funcionamiento de las vías respiratorias en personas con asma.

Como ves, existen varios remedios naturales que pueden servir para suavizar la garganta, reducir la mucosidad y calmar la tos seca.

En Nueva Mutua Sanitaria contamos con los mejores profesionales de la salud, que tratarán cualquier afección de tu garganta o de las vías respiratorias.

Fuentes:

Caffeine for asthma. Welsh EJ, Bara A, Barley E, Cates CJ. Cochrane Database of Systematic Reviews. January 2010. DOI: 10.1002/14651858.CD001112.pub2

0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments