Cómo dejar de pensar tanto en un problema

Cómo dejar de pensar tanto en un problema

Dar vueltas a una situación que nos angustia no la soluciona. Descubre cómo dejar de reproducir pensamientos negativos. 

Unas palabras inoportunas, una situación difícil o una preocupación pueden llevarnos a fijar nuestra atención y pensamiento en ellas.

En ocasiones, estas situaciones nos atrapan y pueden causarnos tristeza, estrés y ansiedad. Aprender a mantenerlas bajo control puede ayudarnos a sentirnos mejor.

Claves para dejar de dar vueltas a algo

Ya sea por un problema reciente o uno no solucionado en el pasado, pensar demasiado se puede volver en nuestra contra.

Los pensamientos obsesivos generan malestar y ocupan toda la mente. Existen pautas para dejar de prestarles atención o, como mínimo, apartarlos de nuestra cabeza. 

No los frenes. Si te obsesionas con un pensamiento intrusivo e intentas desterrarlo de forma consciente, lograrás el efecto contrario. Deja que fluya. Igual que ha venido, se irá. 

Vive el momento. Céntrate en la actividad que estés haciendo. Así, quitarás protagonismo al pensamiento. Vivir el presente es una opción para minimizar lo que ha pasado o puede pasar. 

Mantén la calma. No siempre es fácil, pero hay que intentarlo. Si te enfadas o te pones triste,  entras en un bucle que te lleva a estar más preocupado y a darle mayor gravedad al pensamiento. 

Escucha música. Es una opción muy efectiva. Elige temas cantados en otro idioma que no sea el tuyo para evitar que pueda mencionar algo relacionado con tu preocupación.

Cambia de hábitos. Es posible que los pensamientos que te preocupan estén ligados a tu rutina. Ir a sitios nuevos o retomar amistades ayuda a ganar terreno ante los pensamientos obsesivos. 

Proponte una meta. Alcanzar un objetivo nuevo implica dedicar tiempo y atención. Plantéate una meta realista, que te resulte estimulante y te mantenga ocupado. 

Mindfulness. Aprender a estar aquí y ahora ayuda a reducir la ansiedad. La atención plena también sirve para mejorar el control de la respiración y disipar los pensamientos negativos.

Muévete. El ejercicio es muy efectivo para el bienestar físico y emocional. Cuando hacemos deporte producimos endorfinas, hormonas que nos aportan felicidad.

Rodéate de naturaleza. Los espacios verdes aportan calma y nos alejan de las preocupaciones. La Universidad Anglia Ruskin encontró que estar en la naturaleza nos ayuda a desarrollar pensamientos más saludables y promueve una imagen corporal positiva.

Diferencias entre pensar demasiado y resolver problemas 

A veces invertimos más tiempo en enfocarnos en lo que nos hace sentir mal que en intentar solventar el problema.

La forma en que pensamos puede evitar que nos angustiemos de forma innecesaria. Si te encuentras atascado en un pensamiento obsesivo, plantéate estas 3 preguntas:

  1. ¿Existe una solución? Algunos problemas no la tienen. No podemos hacer desaparecer una enfermedad ni borrar un episodio traumático. Insistir en las cosas de manera improductiva es perjudicial para nuestro bienestar emocional.
  1. ¿Me estoy enfocando en el problema o buscando una solución? Si afrontas un problema económico y te centras en imaginarte perdiendo la casa o te obsesionas con lo injusta que es la situación, seguirás atascado. En cambio, buscar estrategias o soluciones para ganar más dinero o pagar una deuda es una aproximación más constructiva y positiva.
  1. ¿Qué logro pensando así? Será útil focalizarte en el problema si es para buscar una nueva perspectiva de manera proactiva. Por el contrario, si pienso repetidamente en cómo me gustaría que las cosas fueran diferentes pero no busco soluciones, estoy perdiendo el tiempo.

Hacernos estas preguntas puede ayudarnos a identificar en qué momento estamos pensando demasiado en algo. Cuando seamos conscientes de que nuestros pensamientos no son productivos, podremos intentar solucionar el problema o decidir que no hay nada que hacer y dejar de darle vueltas.

Como ves, pensar demasiado en un problema o situación puede generar malestar. Actividades como el deporte, la música y el senderismo pueden alejarnos las preocupaciones y aportarnos paz y bienestar.

El servicio de psicología del Centro Médico Claudio Coello de Nueva Mutua Sanitaria puede ayudarte a gestionar tus emociones.

Fuentes:

Obsessive-compulsive symptoms in pregnancy and the puerperium: a review of the literature. Abramowitz J. S., Schwartz S. A., Moore K. M., Luenzmann K. R. Revista de trastornos de ansiedad. 2003. https://doi.org/10.1016/S0887-6185(02)00206-2

Intrusive thoughts, obsessions, and appraisals in obsessive-compulsive disorder: a critical review. Julien D., O’Connor K. P., Aardema F. Clinical Psychology Review. 2007. https://doi.org/10.1016/j.cpr.2006.12.004

Los espacios azules pueden impulsar una imagen corporal positiva. Viren Swami. Anglia Ruskin University. Septiembre 2021. https://aru.ac.uk/news/blue-spaces-can-boost-positive-body-image—study

Ask Yourself These 3 Questions to Stop Overthinking a Problem. Amy Morin. Health. Diciembre 2018. https://www.health.com/condition/anxiety/stop-overthinking

¿Atrapado por tus propios pensamientos? Aquí tienes 5 formas de liberarte. Megan Marples. CNN Salud. Junio 2021.  https://cnnespanol.cnn.com/2021/06/04/pensamiento-ansiedad-meditacion-dejar-pensar-demasiado-trax/

5 1 vote
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments