Cómo afecta la contaminación a nuestros pulmones

Cómo afecta la contaminación a nuestros pulmones

La polución perjudica el sistema respiratorio. Pero, con algunos hábitos, podemos ayudar a protegerlo de infecciones.

La contaminación es la cuarta causa de muerte en el mundo (por detrás del tabaco), según la Organización Mundial de la Salud. En España, las ciudades más pobladas superan a menudo los niveles recomendados para la salud de distintos contaminantes y partículas.

Los días que los índices superan los límites establecidos, aumentan los ingresos hospitalarios, las consultas médicas y las atenciones en urgencias, especialmente de los enfermos crónicos respiratorios, como las personas con asma y los pacientes con EPOC.

Y es que la polución atmosférica se relaciona con un mayor riesgo de padecer enfermedades respiratorias y determinados tipos de cáncer, de acuerdo con la  Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

No obstante, aunque se trata de un problema de salud pública que requiere de políticas globales, lo único que podemos hacer las personas de a pie (y que está en nuestras manos) es intentar proteger y reforzar nuestro sistema respiratorio.

6 consejos para proteger los pulmones

Podemos fortalecer nuestro sistema respiratorio potenciando las capacidades innatas del organismo y, a través de medios más naturales.

1. Ventilar la casa a menudo. Renueva al aire de tu hogar (y oficina) y no tapes las rejillas de ventilación (aunque haga frío) y evitarás la concentración de tóxicos.

2. Exponerse lo mínimo. La calidad del aire puede variar de un día a otro. No hagas ejercicio al aire libre y limita el tiempo en la calle los días de mucha contaminación.

3. Reducir el riesgo de infección. Lávate las manos a menudo y evita los lugares concurridos. Esto es útil para todas las infecciones. Si te resfrías, mantente alejado de los demás.

4. Evitar alimentos congestionantes. Algunos productos favorecen la mucosidad. Son los lácteos, las carnes procesadas, la cafeína, las conservas de pescado y las bebidas alcohólicas.

5. Practicar ejercicio aeróbico. Contribuye a mantener unos pulmones sanos y a pleno rendimiento. Respirarás más rápido y profundo, y el corazón aumentará el flujo sanguíneo.

Además de estas claves que pueden ayudarte a protegerte de sufrir alguna enfermedad pulmonar, es importante no fumar y respirar de forma consciente algunos ratos del día.

Cómo fortalecer el sistema respiratorio

Aumenta tu inmunidad. Asegúrate de ingerir alimentos con capacidad antimicrobiana. Como son los huevos, el ajo, la zanahoria, la calabaza, las setas, la col y los cítricos.

Controlar el estrés. En periodos de ansiedad nos resfriamos más, ya que producimos más cortisol y menos glóbulos blancos (que nos defienden). Come arándanos, plátano y lentejas, que ayudan a fabricar serotonina y dopamina (hormonas del bienestar).

Haz estiramientos. Cuando los músculos respiratorios están acortados oprimen los pulmones, que apenas tienen espacio para coger aire. Haz estiramientos para prevenir disfunciones musculoesqueléticas que afecten a tu sistema respiratorio.

Protégete del frío. Cuando baja la temperatura somos más vulnerables a las infecciones. Abrígate e hidrátate bien: el frío nos reseca y hace más molestos los síntomas.

Limpieza nasal. ‘Jala neti’ es una técnica higiénica que limpia la nariz y los senos frontales con agua, sal y leche. También puedes aplicarte pulverizadores de sal marina (en farmacias).

Agua fría. Termina la ducha templada con unos segundos de agua fría. Por la mañana, frótate el pecho y la espalda con un paño humedecido en agua fría. Es un estímulo de la inmunidad.

Olfato en forma. Aprovecha cualquier ocasión para apreciar los olores, ya sea al comer o al pasear. Recuerda respirar en todo momento por la nariz.

Estos sencillos hábitos pueden ayudarnos a tener unos pulmones más sanos y fuertes. Sobre todo, hay que alimentarse de manera equilibrada y practicar ejercicio físico regular, que nos ayudará a mantener en forma la actividad pulmonar y estimular las defensas.

En Nueva Mutua Sanitaria contamos con los mejores Neumólogos para tratar los problemas respiratorios.

Fuentes:

Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. Medio ambiente. Contaminación. Consultado: 17/02/2021.

Organización Mundial de la Salud. Contaminación del aire. Consultado: 17/02/2021.

IARC. Outdoor air pollution. IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans Volume 109.

Watts N et al. Health and climate change: policy responses to protect public health. The Lancet 2015; 386(10006): 1.861-1.914. DOI: 10.1016/S0140-6736(15)60854-6.

Hystad P et al. Associations of outdoor fine particulate air pollution and cardiovascular disease in 157436 individuals from 21 high-income, middle-income, and low-income countries (PURE): a prospective cohort study. Lancet Planet Health 2020; 4(6): 235-245. DOI: 10.1016/S2542-5196(20)30103-0.

Pacitto A et al. Effectiveness of commercial face masks to reduce personal PM exposure. Sci Total Environ. 2019 Feb 10;650(Pt 1):1582-1590. doi: 10.1016/j.scitotenv.2018.09.109.

0 0 vote
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments