Día Mundial del Donante de Sangre: Requisitos para regalar vida

Día Mundial del Donante de Sangre: Requisitos para regalar vida

El 14 de junio se agradece a quienes hacen este generoso acto. Conoce las condiciones para donar y contribuye a la causa

Se estima que 9 de cada 10 personas necesitarán una transfusión de sangre a lo largo de su vida, un porcentaje que refleja la importancia de donar sangre para ayudar a quienes lo necesitan.

En cifras de la Federación Española de Donantes de Sangre (FEDSANG), entre 2015 y 2018 hubo 1,7 millones de donaciones altruistas de sangre en nuestro país. La cifra de donantes activos es superior en hombres que en mujeres y la franja mayoritaria está entre 31 y 45 años.

Día Mundial del Donante de Sangre

Cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y todos los países celebran el Día Mundial del Donante de Sangre, una jornada que recuerda la importancia de hacerlo para salvar vidas. La sangre segura es vital en muchos tratamientos e intervenciones urgentes y permite aumentar la esperanza y la calidad de vida en pacientes con enfermedades terminales.

De media, cada persona tiene unos cinco litros de sangre, que el corazón impulsa a través de las arterias para llegar a todos los tejidos, y recupera a través de las venas, tras oxigenarse en los pulmones. La sangre es esencial para las funciones vitales del organismo y su deficiencia solo puede ser corregida mediante una transfusión.

¿Por qué es necesario donar sangre?

Las transfusiones son urgentes e imprescindibles para evitar complicaciones médicas e incluso la muerte. En estas situaciones, la sangre es fundamental:

Anemia. La carencia de glóbulos rojos (habitual en pacientes oncológicos), hace necesarias transfusiones de sangre. En casos de anemias graves (por paludismo o malnutrición) también.

– Accidentes de tráfico. En ocasiones se producen hemorragias internas o externas, como consecuencia de traumatismos. En ese caso, la transfusión de sangre es vital.

– Pérdidas de sangre producidas durante el transcurso de una intervención quirúrgica e incluso en el posoperatorio.

– Complicaciones durante el parto. A veces, se producen hemorragias antes, durante y después de dar a luz.

Tratamiento de talasemia. Este es un trastorno que surge cuando el cuerpo no produce la cantidad suficiente de hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos. En consecuencia, se requieren transfusiones.   

¿Puedo ser donante?

Donar sangre es un acto totalmente voluntario y altruista. Sin embargo, no todas las personas pueden hacerlo, solo quienes cumplen los siguientes requisitos:

– Estar sano y tener entre 18 y 65 años de edad.

– Pesar más de 50 kilos.

– Tener una tensión arterial normal. Es decir, entre 140 de sistólica y 90 de diastólica o, como decimos popularmente, 14 de máxima y 9 de mínima.

– Haber sufrido un cáncer, una enfermedad infecciosa (como hepatitis, VIH y sífilis), ser diabético o haber sido sometido a un trasplante son factores que impiden dar sangre.

No estar tomando antibióticos ni determinados medicamentos, ni haber consumido drogas por vía intravenosa o intramuscular en algún momento.

– Haber transcurrido más de dos meses desde la última donación de sangre y no superar las 4 anuales en el caso de los hombres y 3, en el de las mujeres.

– Tampoco se puede ser donante si se ha recibido una transfusión de sangre o se ha sufrido algún tipo de infección en las dos semanas previas a la donación.

¿Cómo se realiza la donación?

Una vez cumplidos los requisitos anteriores, la persona donante rellena un cuestionario en el que se le pregunta sobre el consumo de ciertos fármacos, si ha recibido una vacuna o si lleva tatuajes o piercings (para donar deben haber pasado, como mínimo, 4 meses desde estos procedimientos estéticos).

A continuación, se le toman las constantes vitales y comprueba que el nivel de hemoglobina es superior a 8 g/dl. Si todo es correcto, se procede a la extracción de sangre (unos 450 ml), mediante la colocación de una vía.

La extracción dura unos 10-15 minutos. En las dos horas siguientes a la donación, la persona debe ingerir líquidos y comer. Además, se le aconseja que evite el alcohol y el tabaco, así como exponerse al sol o realizar esfuerzos físicos con el brazo en el que le han pinchado.

Donar sangre es un acto de generosidad que salva muchas vidas. Si cumples con los requisitos, ¿qué te impide no hacerlo? Contribuirás a la recuperación de una persona y te sentirás mejor contigo mismo. Anímate.

Si tienes cualquier otra duda respecto a la donación de sangre, los profesionales de Nueva Mutua Sanitaria pueden resolverla.

Fuentes:

5 1 vote
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments