¿Qué puede provocar la pérdida auditiva?

¿Qué puede provocar la pérdida auditiva?

La edad, una otitis crónica o una infección son algunos factores que pueden favorecer la pérdida de audición.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1.500 millones de personas en todo el mundo viven con algún grado de pérdida auditiva. Una cifra que podría llegar a los 2.500 millones de personas en 2050.

Se considera pérdida de audición discapacitante cuando es superior a 35 decibelios (dB) en el oído que oye mejor.  En la mayoría de casos, la prevención es clave para evitar la pérdida auditiva.

Qué es la pérdida auditiva

Se produce cuando no podemos escuchar el sonido en uno o ambos oídos. Puede ser una pérdida parcial o completa y suele manifestarse de forma gradual, con el tiempo.

La edad es uno de los principales factores de riesgo. De hecho, una cuarta parte de los mayores de 60 años sufre pérdida auditiva.

Aunque suele hablarse indistintamente de perdición auditiva y sordera, no es lo mismo. Quienes padecen perdición auditiva se comunican mediante la palabra y suelen usar audífonos o implantes. En cambio, las personas sordas oyen muy poco o nada y suelen comunicarse mediante el lenguaje de signos.

Tipos de pérdida auditiva

Existen tres: la conductiva, la neurosensorial y la mixta. Cada una está provocada por diferentes factores y afecta a distintas partes del oído.

Pérdida conductiva. Ocurre cuando los sonidos no pueden viajar hasta el oído medio. Cuesta escuchar sonidos suaves. No siempre es permanente y puede tratarse con antibióticos o cirugía. 

Pérdida neurosensorial. Cuando hay daño en las estructuras del oído interno. Suele ser permanente y provoca sonidos amortiguados. Infecciones como sarampión pueden causarla. 

Pérdida mixta. Tiene lugar cuando ocurre al mismo tiempo una pérdida auditiva conductiva y una neurosensorial.

Síntomas de la pérdida auditiva

La pérdida de audición suele ocurrir con el tiempo y de forma progresiva. Sin embargo, estos signos pueden ser indicadores de esta afección:

  • Amortiguación del habla y de otros sonidos
  • Dificultad para comprender palabras, sobre todo, cuando hay ruido de fondo
  • Problema para oír las consonantes
  • Pedir a los demás que hablen despacio, con mayor claridad y más alto
  • Necesidad de subir el volumen de la televisión o de la radio
  • Evitar participar en conversaciones y en algunos entornos sociales
  • Zumbido en el oído
  • Dolores de cabeza

Si a los dolores de cabeza, el entumecimiento y la debilidad se unen a los siguientes síntomas, conviene acudir con urgencia a un médico:

  • Escalofríos
  • Respiración rápida
  • Rigidez en el cuello
  • Vómitos
  • Sensibilidad a la luz
  • Agitación mental

¿Se puede prevenir la pérdida auditiva?

En muchos casos, la pérdida auditiva puede prevenirse, siguiendo determinados hábitos.

Bajar el volumen. Procura no poner el volumen muy alto y evita tener varios aparatos sonoros funcionando a la vez. Cuando uses auriculares, intenta no llevarlos más de una hora al día. 

Evitar ruidos fuertes. Un altavoz, la música de un concierto o de una discoteca e incluso un sitio donde hay obras son fuentes de ruidos fuertes. 

Vigilar la humedad. Pueden causar problemas de oído, como otitis o infecciones por hongos. Para prevenirlas, usa tapones cuando nades en la piscina y sécate los oídos después de ducharte.  

Nada de bastoncillos. No se aconseja su uso para limpiar los oídos, porque aún se introduce más la cera y pueden provocar un bloqueo. Lo mejor es limpiarlos por fuera con una toalla.

Ojo con el teléfono. Evita hablar muchas horas seguidas. Si has de hacerlo, cambia el auricular de oído o alterna con la opción de manos libres siempre que puedas.

Protegerse del viento. Puede provocar zumbidos en los oídos e inflamación. Cuando sople viento fuerte o con ráfagas, protege tus oídos para evitar el impacto sobre ellos. 

Revisar los oídos. Como hemos explicado, con la edad perdemos audición. Por ello, conviene que te realices revisiones auditivas periódicas a partir de los 50 años.

Como ves, la pérdida auditiva puede aparecer o agudizarse con los años, aunque también puede deberse a causas genéticas o ambientales. Moderar el volumen, evitar los ruidos fuertes y revisar los oídos pueden evitar o frenar el avance de la pérdida auditiva.

En Nueva Mutua Sanitaria contamos con los mejores profesionales de la salud, que tratarán cualquier infección del oído o de las vías respiratorias.

Fuentes:

Sordera y pérdida de audición: datos y cifras. Organización Mundial de la Salud. March 2021. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/deafness-and-hearing-loss#

Types of Hearing Loss. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/hearingloss/types.html

Hearing Loss. Darla Burke. Healthline. November 2019. https://www.healthline.com/health/hearing-loss

0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments