¿Me puedo resfriar en verano?

¿Me puedo resfriar en verano?

No tiene que hacer frío para resfriarse. Te contamos cómo prevenir y tratar un constipado en época estival. 

Aunque no lo parezca, el verano es una estación en la que también hay muchos resfriados. Cuando hace calor, el rinovirus que causa los resfriados comunes puede propagarse e infectar a las personas con la misma facilidad que cuando hace frío.

De hecho, el 20% de los catarros se producen en verano, sobre todo en julio y agosto. Los cambios bruscos de temperatura y el mal uso del aire acondicionado potencian su aparición. Mantenerse hidratado y tener cuidado con la refrigeración ayuda a reducir el riesgo de contagio.  

Cómo saber si es un resfriado o una alergia 

Es habitual confundir resfriado y alergia porque comparten algunos de sus síntomas. Conocer los signos propios de cada uno nos ayudará a identificarlos.

Síntomas. Ambas patologías producen estornudos, secreción nasal, congestión, picazón y dolor de garganta, pero los resfriados también pueden incluir entre sus síntomas tos, sudoración y fiebre. 

Inicio. Los síntomas de un resfriado suelen aparecer en distintos momentos, de forma separada y pueden ir progresando. En cambio, en las alergias se manifiestan todos a la vez. 

Duración. Un resfriado suele durar 10 días y sus síntomas mejoran sobre todo a partir del séptimo. Si persisten más de dos semanas, lo más probable es que se trate de una alergia. 

Variación en los síntomas. En un resfriado, los síntomas empiezan de manera leve, empeoran y vuelven a ser leves hasta que desaparecen. Las alergias tienden a ser consistentes y persistentes. 

Cambios geográficos. Si viajas a otra ciudad o país y los síntomas cambian (a mejor o a peor), probablemente se trate de una alergia. 

Secreción nasal. Los resfriados provocan mucosidad espesa, de color verdoso o amarillento. Por el contrario, la de las alergias es translúcida y de consistencia más fina.

¿Qué remedio es bueno para cortar el resfriado?

La mayoría de tratamientos para un resfriado de invierno pueden aplicarse a los catarros veraniegos. Estos te ayudarán a calmar los síntomas y a encontrarte mejor:

Máxima hidratación. Bebe mucho líquido, sobre todo, agua.  Evita las bebidas azucaradas, las energéticas y las alcohólicas, ya que favorecen la deshidratación. 

Más vitaminas. Según la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), la vitamina C reduce el riesgo y la duración del resfriado. Está presente en el pimiento rojo, el brócoli y el kiwi.

Antioxidantes. La Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) demostró que los flavonoides (antioxidantes vegetales) reducen un 33% el riesgo de infección en pulmones, garganta y nariz. 

Plantas medicinales. Algunas hierbas ayudan a combatir mejor los resfriados. Este es el caso de la equinácea, el regaliz y el saúco. Toma un par de infusiones al día con alguna de estas plantas. 

Fármacos. Los antibióticos no son efectivos contra los resfriados, porque son causados por un virus. Analgésicos, mucolíticos y descongestionantes nasales pueden mejorar los síntomas. 

Descanso. La actividad excesiva y el estrés pueden debilitar el sistema inmunológico. Intenta dormir lo suficiente y descansar un poco más para que el cuerpo recupere fuerzas.

Cómo prevenir un resfriado en verano

Algunos factores de riesgo pueden favorecer la aparición de un catarro. Ten en cuenta estas recomendaciones para evitar contagiarte del rinovirus que causa el constipado. 

Lavado de manos. Limpiarse las manos a menudo ayuda a prevenir y tratar infecciones. Siempre que puedas, lávate las manos con agua y jabón o con gel hidroalcohólico. 

Humidificadores. Estos aparatos alivian los síntomas (secreción nasal, congestión, dolor de garganta y tos). En casa, la humedad del aire debería estar por encima del 30%. 

Baño gradual. Evita zambullirte en el mar o en la piscina de golpe. Tampoco abuses de la exposición al sol: hazlo siempre con protección y fuera de las horas centrales del día.

Como ves, los resfriados de verano son tan comunes como los de invierno. Mantenerte hidratado, seguir una dieta equilibrada y descansar mucho puede ayudar a prevenir y aliviar los síntomas.

En Nueva Mutua Sanitaria contamos con los mejores profesionales de la salud, que tratarán cualquier afección de tu garganta o de las vías respiratorias. 

Fuentes:

Vitamin C and Inmune Function. Carr AC and Maggini S. Nutrients. November 2017. DOI: 10.3390/nu9111211.

Effect of Flavonoids on Upper Respiratory Tract Infections and Immune Function: A Systematic Review and Meta-Analysis. Somerville VS, Braakhuis AJ, Hopkins WG. Advanced Nutrition. May 2016.  DOI: 10.3945/an.115.010538

Can you get a cold in the summer? Adrian White. Healthline. September 2018. https://www.healthline.com/health/summer-cold

Cómo mantener los resfriados de verano bajo control. Mar Claramonte. Saber vivir. Julio 2021. https://www.sabervivirtv.com/neumologia/resfriado-verano-control_573

0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments