Sé que debería cuidarme más, pero, ¿por dónde empiezo?

Sé que debería cuidarme más, pero, ¿por dónde empiezo?

Dedicarnos tiempo ayuda a mejorar nuestra salud física y emocional y a disfrutar de una vida más plena. Empieza a cuidarte

Las prisas, el trabajo, las obligaciones familiares y el ritmo de vida acelerado hacen que no nos dediquemos el tiempo que merecemos. ¿Cuánto hace que no vas al cine o te escapas a la montaña un fin de semana?

Mimarse es necesario para sentirse bien con uno mismo y mejorar el bienestar físico y emocional.

10 prácticas para sentirte mejor

Saca tiempo para ti y empieza a poner en marcha estas sencillas prácticas de autocuidado.

1. Caminar. También puedes correr o montar en bicicleta. Lo importante es que te muevas y hagas deporte. Ejercitarás tu cuerpo, despejarás la mente y mejorarás el ánimo.

Si caminas rodeado de árboles y montañas, liberarás aún más estrés, como recoge un estudio de la Universidad de Michigan. La investigación revela que 20 minutos en contacto con la naturaleza son suficientes para reducir los niveles de cortisol (la hormona del estrés). 

2. Alimentarse bien. La alimentación influye decisivamente en nuestro humor y nos ayuda a tener una actitud positiva ante la vida. Sigue una dieta sana y equilibrada, rica en verduras, fruta, legumbres y ácidos grasos omega 3 y reduce el consumo de azúcares y procesados.

3. Desconectar. Pon el móvil en modo aéreo y apártalo de ti. Deja que tu mente y tus manos reposen de tantos mensajes y Whatsapps y dedica ese tiempo a leer, quedar con amigos o descansar.

4. Escribir. Poner por escrito tus reflexiones y aclarar ideas es un ejercicio muy sano y liberador. Además de ayudarte a organizar tus pensamientos, escribir fomenta la memoria y la creatividad y mejora la salud emocional y física.

5. Ordenar tu casa. Vivir en un espacio ordenado aporta paz y serenidad y nos hace sentir bien. Mantén tu hogar limpio y en armonía. Cada cierto tiempo, haz cambios de mobiliario, añade objetos nuevos o dale un nuevo toque de color a las paredes.

 6. Salir de tu zona de confort. Rompe con la cotidianeidad y atrévete con nuevos retos. Apúntate a un curso de italiano, cambia el color de tu pelo, o haz un voluntariado. Estos cambios te sacarán de tu zona de confort y te harán sentir mejor.

7. Beber más agua. Aunque resulta evidente, mantenernos hidratados nos ayuda a encontrarnos mejor, reduce los dolores de cabeza y es esencial para el buen funcionamiento de la mente. Intenta beber, como mínimo, dos litros de agua al día.

8. Cuidar tus relaciones personales. Mantén un contacto continuo con tu familia y amigos. Intenta quedar con ellos de forma habitual para desconectar y compartir buenos momentos. Con ellos no faltarán las risas, que liberan endorfinas y dopamina, las hormonas de la felicidad.

Un estudio llevado a cabo durante décadas y publicado en la revista de la Universidad de Harvard ha demostrado que tener amigos te hace mucho más feliz.

9. Meditar. El mindfulness aporta muchos beneficios a nivel físico y emocional. La atención plena ayuda a desconectar, mejora el dolor crónico y previene enfermedades cardiovasculares.

10. Escaparse. Viajar es la mejor respuesta al estrés y la ansiedad, y aporta felicidad. Varios estudios demuestran que viajar hace que percibamos y valoremos de manera más positiva nuestra calidad de vida en general.

Todas estas actividades aportarán un plus de felicidad a tu día a día y te harán sentir mejor a nivel físico y emocional.

Darte un capricho, disfrutar de un desayuno con calma, cuidar flores y plantas o pegarte una maratón de tu serie favorita son otras interesantes prácticas de autocuidado a tener en cuenta.

En Nueva Mutua Sanitaria queremos contribuir a tu felicidad mejorando tu salud y la de los tuyos con los mejores profesionales de la salud.

Fuentes:

Urban Nature Experiences Reduce Stress in the Context of Daily Life Based on Salivary Biomarkers. Mary Carol R. Hunter, Brenda W. Gillespie, Sophie Yu-Pu Chen. Frontiers in Psychology. April 2019.https://doi.org/10.3389/fpsyg.2019.00722

Dynamic spread of happiness in a large social network: longitudinal analysis over 20 years in the Framingham Heart Study. James H Fowler, Nicholas A Christakis. BMJ 2008;337:a2338. Decembre 2008. https://doi.org/10.1136/bmj.a2338

0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments