Cómo crear un huerto urbano en un balcón pequeño

Cómo crear un huerto urbano en un balcón pequeño

Cultivar hortalizas y frutas en tu terraza puede ayudarte a alimentarte mejor y ser un poco más sostenible

Crear un huerto en casa, ya sea en el balcón, la terraza o incluso una ventana, es toda una aventura. Apasionante y entretenida, pero también requiere de una buena dosis de paciencia y constancia, ya que, las plantas y hortalizas no suelen crecer al ritmo que desearíamos.

Las hierbas inoportunas y los insectos también pueden suponer un problema, aunque, con paciencia y dedicación, recogerás tus frutos y podrás añadir a tus platos lo que has cosechado.

Beneficios de crear un huerto urbano

Plantar tus propias hortalizas y frutas no es la única ventaja de los huertos urbanos. Tener uno en casa aporta otros beneficios:

  • Da valor a lo que comes. Cultivar un huerto nos hace tomar conciencia de la dura tarea que realizan los agricultores y nos permite apreciar el valor de los productos de la tierra.
  • Fomenta el autoconsumo. Estimula la producción propia y obtienes frutas y verduras frescas y de temporada, que contribuirán a que sigas una dieta saludable.
  • Nos conecta con la naturaleza. Tocar la tierra es la manera más directa de sentirnos vinculados a la naturaleza.
  • Reduce el estrés. Estar en contacto con espacios verdes reduce los niveles de estrés y los síntomas de la ansiedad, según un estudio publicado en Frontiers in Psychology.
  • Más sostenible. Al cultivar las hortalizas en casa, minimizas el uso de plásticos, utilizados para envolver y guardar alimentos.
  • Compartes. Conecta a todos los miembros de la familia, que se implican en su cuidado. De esta manera, se estrechan lazos y se refuerza el trabajo en equipo.

Consejos para cultivar

Plantar hortalizas en un balcón pequeño conlleva una serie de limitaciones que hacen que debamos tener en cuenta estos aspectos.

  • Tipo de hortalizas. Elige plantas con raíces poco profundas (lechugas, coles y rábanos), y que no requieran demasiada atención, como las cebollas o las berenjenas.
  • Espacio disponible. Si es muy reducido, tendrás que cultivar plantas que se desarrollen verticalmente, como los pepinos o las judías.
  • Luz solar. Averigua cuánta necesita cada planta. La albahaca, el perejil, la rúcula y los rábanos necesitan 3 horas de sol al día, mientras que las tomateras reclaman 8.
  • Empieza con pocas verduras. Aumenta la cantidad a medida que domines el huerto y si tienes suficiente espacio.
  • Recipientes caseros. Si quieres reducir gastos, busca jardineras o macetas en una planta de reciclaje o utiliza alguna garrafa que tengas por casa y pueda servirte como recipiente.
  • Herramientas. Aunque podemos trabajar solo con nuestras manos, tener una azada, una pala pequeña, unas tijeras de podar y un pulverizador nos facilitará muchas tareas.
  • Calcula el peso del contenedor, teniendo en cuenta la tierra y el agua que le echarás.
  • Rota el cultivo. No plantes en el mismo sitio, ya que la tierra queda agotada y no tiene suficientes nutrientes para que tus hortalizas vuelvan a crecer de manera óptima.

Pasos para crear un huerto urbano

Teniendo en cuenta estas indicaciones, ya podemos montar un huerto urbano en nuestro pequeño balcón. Sigue estos pasos:

  1. Elige un contenedor. Hazle unos agujeros en la base para facilitar el drenaje y pon un poco de grava en el fondo.
  2. Llénalo de tierra. A ser posible, de sustrato ecológico. Deja un borde de un par de centímetros para que puedas regar sin que se derrame agua.
  3. Aplana un poco la tierra. Hazlo con tus manos y échale un poco de agua.
  4. Haz un pequeño hoyo. Coloca dentro las semillas de lo que quieras plantar y riega de nuevo alrededor.
  5. Regadío. En verano, hazlo un par de veces e incluso déjalas a la sombra un rato. Intenta utilizar agua filtrada para evitar el cloro del agua del grifo.
  6. Compost. De forma regular, enriquece la tierra con compost y, si hay plagas, trátalas con métodos ecológicos.

Como ves, plantar un huerto urbano en casa es una tarea entretenida, que requiere de tiempo y paciencia. Aunque no veas tus frutos lo rápido que te imaginas o tengas algún fracaso, esta actividad aparcará tus preocupaciones y rutina diaria y te reconectará con la naturaleza.

Si tienes cualquier duda sobre tu alimentación, no dudes en consultar a los profesionales de Nueva Mutua Sanitaria.

Fuentes:

The great outdoors? Exploring the mental health benefits of natural environments. David G Pearson, Tony Craig. Frontiers in Psychology. Oct. 2014. Doi: https://doi.org/10.3389/fpsyg.2014.01178

0 0 votes
Article Rating
guest
Aceptación de términos legales
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments